Tuesday, November 21, 2017

Gobernanza: ¿Qué desafíos implica en un Chile de clase media?


¿Qué es la gobernanza?

No existe una sola definición y va a depender del contexto en que se analice. Según el Diccionario de la Real Academia Española, gobernanza es el arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía.
Para el Banco Mundial (BM) esta consiste de las tradiciones e instituciones por las cuales se ejerce la autoridad en un país. Ello incluye:
• el proceso por el cual los gobiernos son seleccionados, monitoreados y reemplazados.
• la capacidad del gobierno para formular e implementar efectivamente políticas sólidas.
• el respeto de los ciudadanos y el Estado por las instituciones que gobiernan las interacciones económicas y sociales entre ellos.

¿Por qué es importante la gobernanza?

La gobernanza es fundamental para la buena aplicación de las políticas públicas y el desarrollo del país. Donde, frecuentemente, se observa que políticas públicas correctas no siempre generan los resultados de desarrollo esperados. Y los países finalmente fracasan por problemas de gobernanza.
Chile ha más que cuadruplicado su ingreso per cápita (paridad de poder adquisitivo, PPA) en un par de décadas. Y hoy una amplia mayoría de la población se considera de clase media (70%), pero aún no es un país desarrollado.
En esta nueva realidad, donde pareciera que el crecimiento de la economía y la generación de empleos se toman como dados, y pasan a ser el punto a partir del cual se construye una sociedad más compleja.
Sociedad en la que se despiertan nuevos intereses en la población que hacen más difícil la gobernanza del país. Entendida esta última como el proceso de interacción entre actores estatales y no estatales, para formular y aplicar políticas en el marco de un conjunto determinado de reglas formales e informales que afectan y son afectadas por las relaciones de poder. En una mirada de desarrollo que valoriza aspectos como el respeto a la identidad, dignidad e inclusión, y cuidado del medio ambiente.
Las deficiencias de gobernanza pueden ser la barrera que hagan fracasar las mejores políticas públicas.

¿Qué tan bien está Chile en gobernanza?

Desde el año 1996, el BM junto a Natural Resource Governance Institute (NRGI) y Brookings Institution evalúan la gobernanza de cerca de 200 países y territorios analizando seis aspectos: Voz y rendición de cuentas; estabilidad política y ausencia de violencia / terrorismo; eficacia del gobierno; calidad regulatoria; estado de derecho, y control de la corrupción.
Chile en calidad regulatoria, estado de derecho y control de la corrupción, está dentro del 20% de los países mejor evaluados (ver Figura 1).También, en calidad regulatoria, está por encima del promedio de los países de la OCDE (Figura 2). Pero, con una marcada tendencia a la baja en lo que es el control de la corrupción.
Las áreas más deficitarias son: voz y rendición de cuentas, y eficacia del gobierno, donde en ambos está en el 30% de los países mejor evaluados. Y queda aún más abajo en estabilidad política y ausencia de violencia y terrorismo, donde solo está en el 40% de los mejor evaluados.

Figura 1: posición de Chile en rango percentil

Fuente: World Wide Governance Indicators, del Banco Mundial.


Figura 2: posición Chile respecto OCDE como %

 
Fuente: World Wide Governance Indicators, del Banco Mundial.

Chile ha sido un país exitoso en América Latina, y hoy avanzar en una mejor gobernanza, adoptando las mejores prácticas y cerrando las brechas con los países de la OCDE, es una tarea prioritaria para alcanzar el umbral de ser un país desarrollado.

¡Sin gobernanza no hay desarrollo!

Fuente: Emol Clase Ejecutiva

Friday, November 17, 2017

Productividad en Chile: ¡se necesita más inspiración con menos transpiración!

La productividad total de factores es aquella parte del crecimiento de la economía que no se explica por cambios en la cantidad de capital o trabajo.


¿Qué es la productividad?

No existe una sola definición y va a depender del contexto en que se analice, sea a nivel agregado en la economía o por sector industrial, o en términos empresariales e incluso a nivel personal. Pero, en general, existe consenso de que el concepto de productividad es una medida de la cantidad que se obtiene de un producto dada la cantidad de recursos utilizados.

Una métrica de productividad sobre la que frecuentemente se escribe, es la productividad total de factores (PTF). La PTF —la inspiración—, es aquella parte del crecimiento de la economía que no se explica por cambios en la cantidad de capital y/o trabajo —la transpiración.

Entre otros, la PTF aumenta cuando: 
  • hay un aumento en los niveles de eficiencia con los que la economía está asignado los recursos hacia usos de mayor valor
  • se corrigen fallas de mercado
  • se reducen los costos de transacción por operar en el mercado
  • hay cambios tecnológicos que expanden la frontera de posibilidades de producción

También, se podrían anotar aumentos en la PTF cuando no se identifica apropiadamente la presencia de economías de escala o de densidad. En estas, aumentos en la cantidad producida requieren de cantidades adicionales cada vez menores de recursos.

¿Por qué es importante que la PTF aumente?

Que la PTF aumente es importante porque permite alimentar un aumento en los salarios y las utilidades de las empresas, más allá de un aumento en la cantidad de trabajo y capital. Y, por ello, entender los determinantes de la PTF es esencial para guiar las decisiones de política pública y de las empresas. Especialmente respeto de hacía a dónde se deben dirigir los esfuerzos del país y de la inversión, con el fin de lograr mayor crecimiento, mayores salarios y utilidades, y un aumento en el bienestar de la población.

¿Qué ha ocurrido en los últimos años?

Desde los años 1990 Chile muestra una preocupante caída en la PTF. Ello da cuenta de que las ganancias de eficiencia por la reasignación de recursos, desde sectores menos productivos hacia los más productivos que se lograron desde la década de los 70 y 80, con la apertura de la economía chilena al comercio internacional, se han extinguido. Y, ello hace que, por esta vía, sea cada vez más difícil lograr incrementos adicionales en el nivel de producto más allá del aumento de los factores de producción.

La figura ilustra la tasa de crecimiento de la PTF. Hoy, con valores negativos, resulta muy difícil que se observen aumentos en los salarios y/o rentabilidad de las empresas. Un valor negativo nos dice que con más recursos —como trabajo y capital— estamos produciendo menos.

 Fuente: Informe Económico Cámara de Comercio de Santiago, 27 de junio 2017.

La productividad, es uno de los principales desafíos para la economía chilena, y si se quiere aumentar el estándar de vida de la población debemos poner un mayor énfasis en la inspiración.


Lecturas adicionales

Mira aquí el manual, en inglés, de la OECD sobre cómo medir la productividad. Measuring Productivity. OECD Manual: Measurement of Aggregate and Industry-Level Productivity Growth, 2001.

Y aquí, el informe anual 2016, sobre productividad en Chile, de la Comisión Nacional de Productividad. Informe Anual 2016, La productividad en Chile: Una mirada de largo plazo. Comisión Nacional de Productividad.


También te recomiendo, el índice de productividad ICARE-CLAPES UC, que puedes ver aquí Índice de Productividad ICARE-CLAPES UC, Octubre de 2017.